POEMA-NIÁTICOS es el Blog de los Poetas que nos gustan donde contaremos noticias sobre sus poemarios, nos acercaremos a su poesía, compartiremos convocatorias culturales de Valencia y fuera de Valencia,... en fin, un CAJÓN DE SASTRE de la actualidad poética valenciana.

Si quieres que incluyamos tu blog en los enlaces escríbenos a eldorado.valencia@gmail.com

miércoles, 28 de abril de 2010

Un haiku para Sefa



Una pantera
salta a la luna llena

Ella la alcanza


Por Alicia Martínez

miércoles, 21 de abril de 2010

Un poema de Alicia

 Foto: Una imagen de Román Porras


La mujer se alejó del bosque.



Allí había volado sobre el azufre de las coníferas

Cavado las tumbas de las semillas viejas

Había bebido a cuatro patas en el arroyo

y copulado con los mastines del amo

En el centro del Bosque

geostáticamente localizada por las mujeres del pueblo

Allí ingirió hongos hasta convertirse en piedra

Fósil de cuentos y maitines

Lazo rojo en las cunas de los bebés muertos

Habló con Dios hurgando en la tierra de soledades

Pintó helechos, sus fosas, en pieles de murciélago incineradas

Se tatuó una abeja en su pecho cíclope

Y sintió miedo sólo durante el día



La mujer se alejó del bosque

arrastrando los pies con agujas trenzadas

En la ciudad siguió caminando...

Semáforos con copa y sin raíces

Animales con gafas, plantas de cuatro tallos

Cada día amanecía seis veces

Seis veces mojaba su cuerpo bajo la ducha

y se torutaba los tobillos con un punzón

y entre los dedos llevaba siempre el filo de una lata

Seis veces cambiaba su vestido, sus botas, sus medias

Seis veces se maquillaba.

En el espejo, sólo agua: condensación de vacíos

La raya de los labios, negra, dura, límite del tiempo

Seis veces se peinaba con sumo cuidado


La mujer que abandonó el bosque no encontró al hombre en la ciudad

Por Alicia Martínez

Foto: Román Porras

LA BODEGA DE EL DORADO-MAE: Cosas con las que me encuentro. Uberto Stabile y Alfons Cervera

LA BODEGA DE EL DORADO-MAE: Cosas con las que me encuentro. Uberto Stabile y Alfons Cervera

domingo, 18 de abril de 2010

Poemas de María Vázquez leídos en la jam

FOTOS: Las fotos son de Sandra Martínez (en la foto, Alicia Martínez, Sefa Bernet y Mario Borrás: tres actitudes, tres mundos)

Pedro, además de regalarnos El fin de la Poesía nos leyó dos poemas de María Vźquez con quien intercambia letras y poesía. Desde Valencia.

María Vázquez Valdez ha publicado los poemarios Caldero (1999) y Estancias (2004), y el libro bilingüe de entrevistas Voces desdobladas / Unfolded voices (2004). También es autora de Rayuela de Museos (2005), Estaciones del Albatros (2008), y en 2006 apareció su traducción de Dentro de otro tiempo: reflejos del Gran Cañón (Into Another Time: Grand Canyon Reflections) de Margaret Randall, de quien ha publicado traducciones en Estados Unidos, Cuba y Brasil. Estudió periodismo y comunicación en la UNAM y la maestría en edición. Se ha desempeñado en diversos medios como fotógrafa, periodista y editora. Textos, fotografías y poemas suyos se han incluido en varios libros y antologías de México y otros países. Actualmente es editora de Proyectos Especiales en Editorial Santillana, directora editorial de la revista Arcilla Roja y participó en el consejo editorial de alforja REVISTA DE POESÍA desde su fundación. Ha recibido varios apoyos del FONCA así como del Fideicomiso para la Cultura México-Estados Unidos.

MARRUECOS
No lo imaginaba tan grande
e inescrutable            
Vasto y complejo cofre           
 de perlas que destellan en el desierto  
Marruecos se me apareció
inesperado           
para insertarse entre mis ojos 
Tulipán lacustre           
y nueva pieza
de fulgor incomprensible 
Un país adolorido
pulverizado como su desierto
y espigado en sus mezquitas 
Un rey y sus palacios opulentos
y tantos, tantos pobres
sin leer
sin comer
sorbiendo droga                       
para olvidar la cárcel
y la herida
el ser niños
en infiernos prematuros
con visiones grotescas
en curtidurías de colores           
y olores tan siniestros
como un infierno de pieles
de animales desollados 
He enriquecido el corazón
en Marruecos           
me han crecido el alma
y la tristeza
se me han dilatado los ojos
de horizontes
flechados como dunas por el viento
entibiados como sombras
en atardeceres rojos 
He sentido mis huesos
en Marruecos           
de tanto andar por Marrakech
por la Fez que casi me succiona 
He sentido las cuestas blancas de Tánger
y el cielo, el cielo
tan bello          tan guadaña
tan sabio el cielo
tan desconocido
sobre el Mediterráneo           
profundo y grácil
como terciopelo
que se quiebra
en mí               y entre tormentas.

PALESTINA
Ella grita desde el suelo
     su vestido largo
la cubre por completo
            sus alaridos
            son conjuros
                        que alcanzarán a muchas vidas

Es árabe
      y él judío
Ella vende fruta  desde el suelo   
                 vulnerable
      Él es un soldado blindado entre sus armas
Él patea su fruta  y la insulta
      Ella llora   y lo maldice
Unas palomas ausentes de El Corán y La Torah
            se desvanecen
Tanta rabia   entre los rezos
tanto odio   en torbellino
se aglomera
            Tantas niñas  flores entre púas

¿Será que tanta fe   convoca muerte?
     ¿Será que es un pedazo de tierra   para tantas lenguas?
¿Será que los profetas   predijeron estas ruinas?
Palestina se volteó a sí misma
no es de tierra   ya es de sangre

Sus habitantes caminan en silencio
            esquivando bombas
      evitando  a la deriva de la fe   sus propias tumbas.



PLÁSTICO LÍQUIDO

Los niños de Tanzania tienen hambre
y una desesperanza más profunda
que la oquedad de sus vientres

Los niños de Tanzania
prenden fuego con su respiración
en lagos de especies mutantes

Envían uvas a Europa
      en Navidad
cuando reciben armas de Europa
      para matarse entre ellos
y para fugarse
derriten plástico
     inventan plástico líquido
para abrir puertas luminosas al olvido
para soltarse
en el núcleo misericordioso de la nada
donde sus madres no se prostituyen
y sus padres no tienen sida,
donde los extranjeros no matan a sus hermanas
medio muertas ya
      por los desechos tóxicos
Los niños de Tanzania
derriten botellas de plástico
para abandonar
sus cuerpos hambrientos
y violados
     para atisbar los manjares
que crecen en la otra orilla

más allá de los vacíos.

NUEVA JERUSALÉN

Jerusalén
         es una bomba con clavos
atada al cuerpo de un suicida
             un jueves a las 2  
Estalla sobre la comida de unos niños
     entre vidrios rotos
y paredes deshechas
     cuerpos ensangrentados
         bajo el sol
         y lágrimas
     carteles en hebreo
            y gritos
La calle Jaffa
     se colapsó

El odio fermentado
en un cuerpo de 23 años
           estalló  con la carne
         sobre la carne 
El odio que se ve crecer
     como un tumor que tiene prisa
El odio que se confunde con el rezo
     en el Muro de los Lamentos
     en la Mezquita de Al-Aqsa
Shalom  Salaam

         (Vías Dolorosas
           que explotan con clavos y suicidas) 
Hay sangre y muerte por las calles
           y un olor inevitable a rabia
     despeñado sobre niños
        y un olor, un dolor inevitable.

El fin de la poesía, por Pedro Verdejo

Leído en la Jam del 15 de abril. Sencillamente insuperable.



El fin de la poesía.

La Esteban no lee

posmodernea su nariz

sus tetas su coño

hambriento de portada

del HOLA devoramachos

también y devorapoesía

y seguro su pollo sabe

mejor que la poesía

de estante de supermercado.

La Esteban nos ignora

por nuestra insignificancia

para con su mundo

donde los Habermas,

Adornos y Ecos

son galimatías

sin sentido

o letras muertas

en una esquina

de los platós.

La Esteban es cultura

e incultura, es la hija

deseada de las madres

en la peluquería, es la hija

de puta en el salón

de Ambiciones, es la

hija que su madre crió.

La Esteban al final de los días

será nuestra gran pensadora,

su pensamiento perfecto,

brillante, en tubos de neón

alumbrado por canales digitales

y directo a la esencia

del saber, la risa cínica

de sus seguidores,

erigiendo altares

de salvación popular.

La Esteban idolatrada

en las escuelas más

influyentes de nuestro

mundo digital, comunicando

nuestra sociedad del conocimiento,

desde los retretes de escobillas

doradas, hasta las letrinas

públicas de Bombay

o los campos libres

para defecar de las

Áfricas, Ásias y Américas

no digitales.

La Esteban musa única

de la poesía del fin de la poesía,

la Esteban ilegida,

que nos ignora,

gran pensadora,

la Esteban idolatrada

por su palabra certera,

unificadora, su ideología

única en el vacío

de la ideología

multimarca, la Esteban

multinacional, la hija deseada,

la Ambición

de todo hombre.

Esteban querida, estebanízame

estebanízame y estebanízame

estebanízameyestebanízame

canibalízamecanibalízamecanibalízame

portadadecoñohambrientocanibalízame

portadadecoñohambrientocanibalízame

Holaportadízame y Telecinconizávame

y también finalízame

finalízame

finalízame

finalízame.

jueves, 15 de abril de 2010

DOS POEMAS DE MAR BENEGAS PARA ABRIR BOCA

mar no podrá venir esta noche, pero nos ha enviado estos poemas para que los leamos y comaprtirlos con todos.



  I
ver las estrellas dentro de casa
inaudito privilegio de los pobres
la calle con sus perros y aceras
pero siempre la casa estaba quieta
no zarpaba la casona como un barco

e iban cayendo desde los balcones
blancos pergaminos sin nada escrito
nosotros los mirábamos caer
papeles
de un estómago abandonado

sólo tu nombre escribías
agradecido a tu esfuerzo
se estiraba en el papel
con letra de niño pequeño
sin pecho ni costillas

caminaban las piedras a tu encuentro
convertidas por tus manos
en pan que nos aliviaba el llanto
pero nunca el miedo ni el cielo borroso

ibamos cayendo detrás de ellos
por las ventanas, tus hijos
huyendo de ser tantos
y tener hambre
queriendo alimentarte
con nuestros cuerpos
nos dejábamos caer como arroz
por las ventanas
y tú nos recogías con la escoba

II

a veces los niños
hacen el amor
sobre una barra de pan

por debajo de la espalda
se extiende un campo
aunque no haya suelo
y sólo una hogaza los sostenga

amasar sin ropa
las pieles que tiemblan
dedos, ojos y boca
se mezclan con las migas

levadura y agua tibia
fermentan despacio
en un rito alquímico de masticar
aquello recién horneado

es la metamorfosis del trigo
la que deja las manos manchadas:
harina y media medida de miedo

se miran y se sujetan
el uno al otro
porque temen caerse
por cualquiera de los bordes